EMAIL DE CONTACTO

micuartooscuro@hotmail.com

CONTADOR DE VISITAS

domingo, 16 de junio de 2013

3 frases


Se dice que el ser humano es un animal de costumbres. Vamos trazando nuestras rutinas, que a veces heredamos desde la infancia, o por contexto social, o en ocasiones basadas en creencias personales. Estas rutinas conforman nuestros hábitos, compañeros a veces invisibles para la propia consciencia, y se llevan una parte importante de nuestro día a día  y afectan, obviamente, a nuestras costumbres alimentarias.

Tendemos a desayunar más o menos lo mismo cada mañana. Repetimos una recetas por ser las que conocemos como habituales. Elegimos unos u otros alimentos según nuestras preferencias gustativas y lo que hemos venido comiendo desde siempre. Asunimos que determinados alimentos están fuera de nuestra elección por no considerarlos adecuados o porque nos producen aversión.
Muchos de nosotros, al ser preguntados, consideramos que tenemos buenos hábitos de alimentación, pero si se profundiza queda patente que esa visión tan halagüeña de los propios hábitos queda desmentida del todo por los resultados de una valoración.

En la población deportista, aficionado o profesional, es frecuente encontrar a personas concienciadas en los buenos hábitos alimenticios, cuyo día a día, es reflejo de ese conocimiento, pero no es menos frecuente la figura del deportista que, compartiendo los mismos conociemientosno hace más que un esbozo de buenas intenciones. Así , los errores más frecuentes que pasan desapercibidos son la no inclusión de verduras y hortalizas en las comidas diarias, el exceso de grasas saturadas de bolleria industrial y embutidos y las raciones altas de proteina animal, carne , huevos, respecto al pescado.
Unas veces por el escaso tiempo en nuestra vida estresada, otras veces, subestimamos la frecuencia de consumo, y nos parece que pedir pizza a domicilio todos los viernes, tener una barbacoa con los amigos la mayoria de domingos o tomar pastelitos una tarde, no es un mal hábito.

También tendemos a utilizar justificaciones que, al menos, nos dejan la conciencia tranquila, como pensar que como hago mucho ejercicio lo quemo todo, o hacer propia esa frase que dice que "hay que comer de todo" y de la que cabe hacer muchas matizaciones, ya que ese "todo" no engloba todo lo comestible, sino
todo lo que es lo saludable.
Hay muchos productos que nos resultan apetecibles y que si no existieran no supondrían ninguna carencia para nuestra salud alimentaria.

Otro argumento para minimizar los excesos es la frase: "total, por un día no pasa nada"
Y es totalmente cierta, solo que con frecuencia cada día pasa algo, y ese algo es que repetimos una transgresión que en ese momento nos parece única. Al día siguiente, volvemos a repetir la frase...

Por último, otra frase conocida es: "el desayuno es la comida más importante del dia", pero no en el sentido en el que algunas personas la traducen de tener que comer mucho. Se considera una comida muy importante en la que fijarse porque, al ser repetida y similar todos los dias, la elección de nutrientes   
que hagamos en él va a formar parte de nuestro hábito de alimentación. Y si no hacemos la elección acertada, se convierte en la pequeña dosis de veneno quedía a día, perpetuada a lo largo del tiempo, se puede traducir en problemas que estaba en nuestra mano haber evitado con una elección distinta.

No es sencillo cambiar los hábitos , no es tarea fácil, pero de seguro le estaréis poniendo monedas a la hucha de la salud.

Por Rosa Sánchez Ramiro, en la Revista Pedalier.

5 comentarios:

  1. q bien dicho!!!!!!!!!!!!!!esta interesante .....

    ResponderEliminar
  2. Que buen artículo jandro , no somos conscientes de lo que nos puede cambiar la vida una buena alimentación y un poco de deporte

    ResponderEliminar
  3. Muy importante la alimentacion pero complicao dejar lo habitos, te lo digo yo que consegui dejar las whooper y las pizzas jajaja ,pero si una vez al mes te lo pide el cuerpo....la mente tambien tiene que estar sana jajaja



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra que os guste, la verdad que si que cuando lo leí, me dije: esto va pal blog seguro.

      Eliminar