EMAIL DE CONTACTO

micuartooscuro@hotmail.com

CONTADOR DE VISITAS

lunes, 11 de febrero de 2013

El método de Juan Rallo



Aqui os presento uno de los últimos libros que he leido.
¿Os acordáis de las famosas portadas de la revista Men´s Health con Pablo Motos y Christian Gálvez?, pues Juan Rallo, autor de este libro, autor de este método, está detrás de esas portadas.

Me ha gustado bastante la primera parte, que habla de la motivación para conseguir los objetivos y los principios fundamentales del entrenamiento.
Después, ya navega por territorios ya más leidos por mi parte como las nociones básicas de la alimentación y del funcionamiento del músculo y sistema cardiorespiratorio.
Al final te da el plan de entrenamiento de 90 días.




           LA MOTIVACIÓN
 
Gran parte de las personas que acuden al gimnasio no llegan a obtener los resultados que en un principio esperaban porque no llegan nunca a coger un ritmo adecuado de asistencia: aparecen y desaparecen con una facilidad digana de la mejor magia.
Son aquellos que se apuntan con los mejores deseos, son conscientes de que la actividad física sirve porque han visto los efectos en otras personas, pero nunca han llegado a experimentar la inmejorable sensación de verse y sentirse mejor.
Se mueven por impulsos: su voluntad aparece en algún momento y cuando se apuntan al gimnasio acuden a él casi todos los días,

con el propósito de ponerse en forma inmediatamente; pero, al poco tiempo, sus tareas diarias o el cansancio les llevan al horrible pensamiento de "esto no es para mí", y abandonan. La razón es que han gestionado mal su motivación.
Sólo una fuerte motivación te llevará al éxito.


LA FASE FRÁGIL

Es inevitable que llegues a ella, por muy interiorizada que tengas la motivación. Esta fase, a cada uno le llega en diferentes momentos.
Generalmente está provocada por falta de progresión, o mejor dicho, por falta de apreciación de esa progresión. Al cumplir con la rutina, el deportista se siente bien, pero al pasar los días y no observar diferencias en su evolución empieza a dudar del sistema y comienza a decaer su satisfacción por el deber cumplido.
Para superar esta fase es importante saber que las mejoras no son lineales, sino que, si las representásemos en una gráfica tendría forma de escalera: algunos días permanecemos estacionarios, no se aprecia evolución, hasta puede que demos un paso atrás, y de repente todas las diferencias se hacen evidentes.
Para vencer esta fase frágil hay que ser disciplinado, saber que no dura más de 7 días y que, al terminar, todo se viene arriba, ánimos, forma física, etc.

UNA META

La meta es el objeto del deseo, aquello que buscamos y en lo que estamos dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo para alcanzarla.
La meta es la que va a dar forma a nuestros caminos. La meta son las diferentes fases por la puedes ir pasando y superándote. Lo que hoy es una meta, mañana será un punto de partida. (Bonita frase)



BUSCA LOS RESULTADOS, HUYE DE LAS EXCUSAS

Las excusas son la herramienta de los inconstantes, que siempre tienen un motivo para faltar a su cita con el ejercicio. Pero esa excusa no te hará menos culpable. Es más fácil lloriquear y culpar a todos y a todo lo demás que a ti mismo. Hay que localizar las excusas y neutralizarlas nada mas que aparezcan porque sino lo haces así, se irán cebando y cebando y cuando te des cuenta tendrás más excusas que razones.
No quieras ser un mero espectador que ve pasar su vida mientras te excusas. No des un paso atrás con cada dificultad.

Para despedirme os dejo unos abdominales que no tienen nada que ver con los que la gente tiene en mente. Un saludooooooo

Para aumentar el nivel, puedes levantar cada pierna alternativamente,medio palmo del suelo, y aguantar otros segundos.



Puedes, también, estirar las piernas, ponerlas en paralelo con respecto al suelo y encoger.
Y para acabar, este tercer abdominal.






No hay comentarios:

Publicar un comentario